FUENTE DE AGUA VIVA
Mensaje por el Día Mundial del Agua, 2022


“Ya no sufrirán hambre ni sed. No los abatirá el sol ni ningún calor abrasador. Porque el Cordero que está en el trono los pastoreará y los guiará a fuentes de agua viva; y Dios les enjugará toda lágrima de sus ojos”. Ap 7, 16-17


No es casualidad que el Nuevo Testamento muestre a Jesús como fuente de agua viva, porque efectivamente el agua nos permite la vida, sin ella el ser humano no podría existir, moriríamos de inmediato. Se trata entonces, de un elemento esencial que Dios ha creado para que el hombre pueda estar en el Jardín del Edén.
A pesar de que este conocimiento es obvio, estamos viviendo una de las crisis más graves con relación a la falta de agua en el mundo y en nuestro país. Con datos del INEGI se sabe que la disponibilidad de agua ha disminuido de manera considerable: en 1910 era de 31 mil m³ por habitante al año; para 1950 había disminuido hasta un poco más de 18 mil m³; en 1970 se ubicó por debajo de los 10 mil m³, en 2005 era de 4,573 m³y para 2019 disminuyó a 3,586 m³ anuales por cada mexicano.1


Ciertamente una de las razones por las que disponemos menos del 90% del agua de 1910 a la fecha, es el crecimiento de la población, sin embargo, hay otras variables que es necesario tomar en cuenta. Hablamos de:


1. El poco cuidado personal sobre el uso del vital líquido, especialmente en las grandes ciudades.

2. La cantidad de agua que ha sido contaminada por industrias que descargan sus residuos en ríos y cuerpos de agua.

3. La extracción constante de agua de los mantos freáticos sin tener programas específicos para devolver agua al subsuelo.

4. La sobre explotación de agua para fines industriales y de empresas extractivas como la minería que buscan permanentemente la privatización despojando a las comunidades de su derecho al agua.


Es imperioso asumir una responsabilidad compartida por cuidar la Creación de Dios, máxime cuando esta parte de la creación está relacionada con la vida del ser humano. Esta responsabilidad también se debe diferenciar en virtud de lo que podemos hacer para mejorar el acceso al agua y de lo que cada uno hace por ensuciarla.


Los individuos podemos adquirir nuevas conductas y prácticas de cuidado. Los gobiernos tienen la responsabilidad de hacer cumplir las leyes, pero especialmente de asegurar que todas las personas tangan acceso, por derecho humano, al agua potable. Las universidades y centros de investigación pueden aportar su conocimiento técnico en las soluciones que se presentan para mejorar la calidad del agua y limpieza de ríos, lagos y humedales. Las empresas tienen la responsabilidad de modificar sus procesos productivos para disminuir el uso del agua y de respetar las leyes en la materia de medio ambiente. En la iglesia también tenemos responsabilidades, nos toca aportar consciencia y una espiritualidad que nos conduzca, a los cristianos y a los hombres y mujeres de buena voluntad, a ser custodios del agua.


El agua no puede ser un elemento de control o una moneda de cambio entre grupos humanos, es un derecho para lograr que la vida se abra paso.
El Papa Francisco nos invita a tener una mirada compasiva y fraterna “porque si alguien tiene agua de sobra, y sin embargo la cuida pensando en la humanidad, es porque ha logrado una altura moral que le permite trascenderse a sí mismo y a su grupo de pertenencia. ¡Eso es maravillosamente humano! Esta misma actitud es la que se requiere para reconocer los derechos de todo ser humano, aunque haya nacido más allá de las propias fronteras” (FT, 117).
Para seguir con la profundización del tema, les ofrecemos un triduo de reflexión sobre el valor del agua y las acciones que de forma individual, comunitaria e institucional podemos emprender, deseo que sirvan para sus trabajos pastorales.


Animo a todos para que comencemos a trabajar una conversión a Dios a través del cuidado de lo creado por Él. Que esta generación y las que vienen no tengan la necesidad de entrar en luchas por la posesión del agua a la que todos tenemos derecho, estamos convencidos que, si ahora logramos acciones nuevas, nuevo será también nuestro porvenir.


Quiero también abrazar como pastor a todos los grupos que desde hace muchos años y recientemente han optado por resolver de forma creativa y comunitaria sus necesidades de agua mediante sistemas de captación de agua de lluvia, limpieza de ríos y cuerpos de agua, diseño y creación de baños secos, reforestando, ofrecido reflexiones y oraciones por el cuidado del agua, a todos ustedes les pido, no se cansen y sigan insistiendo en nuestra conversión.
Con mi cariño y bendición.


+Roberto Madrigal Gallegos

Obispo de Tuxpan

Responsable de la dimensión del Cuidado Integral de la Creación

 

1 INEGI (2022). Consultado en: https://cuentame.inegi.org.mx/territorio/agua/dispon.aspx

 

MENSAJE DÍA DE LA DIÓCESIS

 

COMUNICADO POR LA CONSAGRACIÓN DE RUSIA Y UCRANIA

25 DE MARZO

 

 

 BIBLIOTECA DIGITAL DIOCESANA 

Visita  nuestra biblioteca, encontrarás la historia de la Diócesis, documentos del magisterio y episcopales, literatura general y una que otra sorpresa

AQUI PUEDES LEER EN LINEA O DESCARGAR LOS MAS RECIENTES NUMEROS DE LA REVISTA DIOCESANA "DISCÍPULOS"

¿Quieres conocer un poco más sobre los santos y las tradiciones católicas? Visita la página del Padre Gilberto Lorenzana donde nos comparte algunos documentales.

 

INTENSIFICA TU ORACIÓN

MAYO

 

 

JSN Megazine is designed by JoomlaShine.com