HOMILIAS

ESTAR CON JESUS Y DESCANSAR CON EL

En el comienzo del Evangelio de hoy, San Marcos relata que los apóstoles, después de haber vivido una experiencia de misión, se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Debemos imitar ese trato de los discípulos con Jesús. Esa confianza que tienen para contarle sus cosas. En eso consiste la oración: en confiar al Señor los acontecimientos de nuestra vida.

Leer más: ESTAR CON JESUS Y DESCANSAR CON EL

 

Entre gritos de júbilo el Señor ascendió a los cielos

Después de cuarenta días en los que Jesús resucitado estuvo con los suyos para animar a los discípulos todos, pero especialmente a los apóstoles, a su misma madre, llegó el momento de su partida. Entonces, los llevó a un sitio fuera y luego de darles las últimas instrucciones y bendecirlos, se fue elevando al Cielo a la vista de todos los presentes.

Leer más: ASCENCION DEL SEÑOR A LOS CIELOS

UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO

 El Evangelio de hoy nos presenta a Jesús que nos dice «Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer.» Cuentan que, en una procesión de Corpus Christi, todo estuvo ben organizado. Monaguillos, incienso, custodia especial para esa ocasión, el párroco al frente de la procesión; mucha gente.

Leer más: UNIDOS A CRISTO PODEMOS DAR MUCHO FRUTO

 San Juan centra su Evangelio y sus cartas en el tema del Amor. Y termina convenciéndonos de que el Amor de Dios y el amor a Dios son la misma cosa.   Hoy el Evangelio nos trae parte de aquel discurso profundo que pronunció el señor en la Ultima Cena. (Jn 15, 9-17).

Leer más: PERMANEZCAN EN MI AMOR

EL BUEN PASTOR DA LA VIDA POR SUS OVEJAS

El Evangelio de hoy nos presenta a Jesús resucitado como el Buen Pastor que da la vida por sus ovejas. Y esas ovejas suyas somos todos: los de este redil, los miembros de la Iglesia católica; y también son suyos los de fuera del redil; es decir, los alejados, los sin religión, porque Dios quiere la salvación de todos. Dice Jesús: “Yo les doy la vida eterna y no perecerán jamás; nadie las arrebatará de mi mano” (Jn. 10, 27-30).

Leer más: EL BUEN PASTOR DA LA VIDA POR SUS OVEJAS

Página 1 de 6

JSN Megazine template designed by JoomlaShine.com